HISTORIA

Aguirre y Ortés de Velasco, José María, V marqués de Montehermoso

(Vitoria, 1733-1798)
Segundo director perpetuo (1785-1798) de la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País.

Figura destacada de la ilustración alavesa, en la que precipitaron los anhelos e intereses de una familia que gozó del favor de la nueva dinastía desde que Felipe V, recién entrado en la Península, se alojara en el palacio vitoriano de los Aguirre y quedara prendado de las virtudes de María Antonio de Salcedo y Chávarri, viuda de Vicente José de Aguirre y Zárate. Concedido el marquesado de Montehermoso en 1708, los Aguirre mantuvieron desde entonces una vinculación muy fuerte con el mundo cortesano favorecido en los años centrales del siglo por la presencia en Madrid de Tiburcio Aguirre Ayanz, tío de nuestro protagonista.

Como segundón en la línea de sucesión del título, José María Aguirre siguió la carrera militar que a finales de la década de los cuarenta le llevó a la campaña de Nápoles. Hasta 1760 sirvió en Italia donde alcanzó el grado de teniente coronel del regimiento de caballería del Rosellón. Participó en la expedición de Argel (1775) y en el bloqueo de Gibraltar (1779), hasta ser ascendido a teniente general y desde 1786 estar al frente de la capitanía general de Gipuzkoa.

En la educación y formación intelectual de los hermanos Aguirre ejerció una influencia destacable el citado Tiburcio Aguirre. El mayor, Francisco Javier (1732-1763), IV marqués de Montehermoso, demostró una mayor inclinación por las ciencias. Perteneció a la Real Academia Española como honorario (1750), supernumerario (1751) y de número (1754). Nuestro protagonista, V marqués de Montehermoso desde 1763, fue un apasionado de la Historia Natural y las Bellas Artes. En su residencia vitoriana creó un auténtico museo donde se podían contemplar las piezas más curiosas relacionadas con aquella ciencia y una selecta colección de pinturas con obras de maestros italianos y españoles. Por intercesión de su tío fue nombrado académico de mérito por la pintura (1756) de la Academia de San Fernando.

Participó en la fundación de la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País, siendo uno de sus miembros más activos gracias a su amistad con el conde de Peñaflorida, su primo, y a su buena posición en Madrid, donde desempeñó diferentes tareas de apoyo al proyecto ilustrado. En sus Juntas Generales celebradas en Vitoria en 1766 leyó un discurso sobre arquitectura que fue publicado en el Ensayo de la Sociedad Bascongada (Vitoria, 1768) bajo el título Discurso sobre la comodidad de las casas, que procede de su distribución exterior e interior. Junto con Lorenzo Prestamero, se le atribuye la publicación de la Guía de Forasteros en Vitoria por lo respectivo a la tres bellas artes de Pintura, Escultura, y Arquitectura, con otras noticias curiosas que nacen de ellas [Vitoria, 1792]. Muerto Peñaflorida en 1785, fue nombrado ese mismo año director perpetuo de la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País.

logo-ikurra2

DIRECCION DE LA REAL SOCIEDAD BASCONGADA DE LOS AMIGOS DEL PAÍS

Palacio – Intsausti
Aptdo. 105 – 20720 AZKOITIA
Tel. 943 285 577
E-mail: intsausti.rsbap@gmail.com

Intranet

We use cookies to improve our website and your experience when using it. Cookies used for the essential operation of the site have already been set. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our Privacy Policy.

I accept cookies from this site