HISTORIA

La Bascongada y la Música: 250 años de incidencia en la creación, interpretación, investigación y educación musical del País Vasco

por JON BAGÜES ERRIONDO
Amigo de Número de la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País

La relación de la Bascongada con el arte de la música ha sido intensa y permanente a lo largo de las tres diferentes etapas de su devenir. Fue sin duda la música uno de los aglutinantes de las personalidades que forjaron la propia Sociedad a partir de las fiestas celebradas en Bergara en 1764. La música tuvo también un importante lugar en la actividad de la Sociedad Económica Vascongada de los Amigos del País en la transición del siglo XIX al siglo XX y los músicos están presentes en la acciones de la tercera época de la Bascongada.

La presencia inicial de la música en las labores de la Bascongada del siglo XVIII lo fue además de una manera totalmente novedosa para el País Vasco, aportando nuevas creaciones musicales en euskera en un género, la ópera, de compleja organización. Y junto con ella otro género, el sinfónico, entonces también novedoso en nuestro entorno. Junto con la creación y la interpretación musical dos grandes ámbitos, el de la investigación y el de la educación han sido asimismo tenazmente apoyados en la Bascongada a lo largo de los últimos 250 años.

No debemos olvidar la perspectiva de la situación de la música en el País Vasco cuando irrumpen los Amigos del País, con unos modos de formación, recepción y transmisión musical, casi exclusivamente fundamentados en las capillas musicales de las iglesias. Eran éstas además de escasos efectivos, teniendo en cuenta la inexistencia de sedes episcopales en las tres provincias, y lo débil del estamento nobiliario. No tuvo el País Vasco prácticamente en todo el siglo edificios teatrales donde pudieran representarse espectáculos dramáticos o realizar conciertos, y tampoco disponíamos de centros de educación importantes. Los niños de las familias pudientes tenían que salir fuera del País Vasco para formarse. De ahí que tenga gran importancia la incidencia de la labor musical de la Bascongada en la composición, interpretación, educación e investigación.

Fueron motores del cambio musical en la sociedad vasca en la 1ª etapa de la Bascongada tanto los socios fundadores, que poseían una alta afición musical, como Peñaflorida, Rocaverde, Mazarredo, Mugártegui o Samaniego, como los socios músicos Fr. José de Larrañaga, Manuel Gamarra, Juan Andrés de Lombide, Pedro de Landazuri, José Ferrer, Joaquin Montero o Fr. Martin de Crucelaegui. Actúan principalmente en el País Vasco pero su labor se expande más allá, a Oviedo, Madrid, Sevilla o México.

En la segunda época, destacan el compositor Beltrán Pagola y los músicos intérpretes Germán Cendoya, Juan Guimón, Alfredo Larrocha, Leonardo de Moyua y Javier Peña y Goñi, así como el crítico y gestor Francisco Gascue. Se desarrolla esta etapa principalmente en San Sebastián y destacaríamos su actuación en el ámbito de la educación, así como en el de la revalorización de la música de cámara.

En la tercera época no han faltado los músicos en la Bascongada. Alcanzan la treintena el conjunto de Amigos que han destacado en el ámbito de la música. Por citar solamente los nombres de las personalidades que no se encuentran entre nosotros, destacaremos entre los compositores al P. Donostia, auténtico faro para la música en el País Vasco en la primera mitad del siglo XX, y junto con él a Jesús Arámbarri, José Mª Olaizola, Román de Oyarzábal, Sabino Ruiz Jalón, Juan Urteaga, Francisco Escudero y Javier Bello Portu. Entre los intérpretes destacamos las figuras de Isidoro Fagoaga, Nicanor Zabaleta, José Mª Zapirain, Luis Mª Bandrés y José Manuel Azkue. Y entre los investigadores a José Antonio Arana-Martija.

El importante desarrollo de la música en la sociedad vasca de la segunda mitad del siglo XX ha propiciado además la pertenencia a la Sociedad de instituciones musicales firmemente arraigadas en la sociedad vasca. Son así socios institucionales de la Bascongada la Coral Manuel Iradier, el Orfeón Donostiarra, la Schola Gregorianista del coro Donosti Ereski y la Capilla Peñaflorida. La Bascongada apoyó igualmente la creación de un Instituto de Musicología Joannes de Anchieta en los años 60 así como las actividades de una sección de música en Bilbao.

Como características comunes a las tres épocas podríamos destacar varios signos de modernidad, además de los ya señalados del apoyo a la creación e interpretación de nuevos géneros y el trabajo en educación e investigación. Signo de modernidad es el de la presencia de mujeres compositoras en el entorno de la Bascongada. Junto al zortziko de Peñaflorida editado en 1813 figura otro zortziko de Mme. Mazarredo. Compositora fue también Epifanía de Argaiz y Munibe, condesa de Peñaflorida en el siglo XIX.

Signo de avance es también su influencia en la música popular, que precisamente para mantener el sello de tradicional requiere de constantes cambios. No es casualidad que J.I. de Iztueta nombre en el prólogo de su famosa edición de melodías de danza al Conde de Peñaflorida.

Puede afirmarse que fueron y han sido los miembros músicos de la Bascongada motores del cambio musical en el País Vasco a lo largo de 250 largos años.

Se convirtió la Bascongada en alternativa a la falta de existencia de cortes nobiliarias de fuerte peso, como las centroeuropeas, o de grandes núcleos urbanos que pudieran capitalizar el desarrollo musical en el siglo XVIII.

Incidió a finales del siglo XIX en la educación musical, posibilitando la aparición de destacados nombres de la composición en el País Vasco.

Apoya la investigación a lo largo del siglo XX, empezando por su propia historia, para mostrar las raíces de lo que es una de las actividades artísticas destacadas por la sociedad vasca del siglo XXI.

Actuando en todos los frentes, desde la estética a la pedagogía, pasando por la técnica, desde la composición a la interpretación, desde el teatro musical a la sinfonía con¬certante, puede afirmarse que fueron y han sido los miembros músicos de la Bascongada motores del cambio musical en el País Vasco a lo largo de 250 largos años.

logo-ikurra2

DIRECCION DE LA REAL SOCIEDAD BASCONGADA DE LOS AMIGOS DEL PAÍS

Palacio – Intsausti
Aptdo. 105 – 20720 AZKOITIA
Tel. 943 285 577
E-mail: intsausti.rsbap@gmail.com

Intranet

We use cookies to improve our website and your experience when using it. Cookies used for the essential operation of the site have already been set. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our Privacy Policy.

I accept cookies from this site