MIRANDO AL FUTURO

DISCURSO DEL DIRECTOR DE LA REAL SOCIEDAD BASCONGADA DE LOS AMIGOS DEL PAÍS D. JUAN BAUTISTA MENDIZABAL EN EL ACTO DE SU TOMA DE POSESIÓN. ASAMBLEA GENERAL TRADICIONAL 2019.06.22 – PALACIO DE INTSAUSTI - AZKOITIA

Egunon, eta eskerrik asko etxe honetara etorri zareten guzti-guztioi, gaur egun berezia dugu, eta niretzako oso unkigarria. Gaur gainera Antonio Oteiza gure baitan hartzen degu, gure Elkarteko Ohorezko Adiskide bezala.

Gaur, hemen, Intsaustiko gure egoitza honetan, Batzordetako eta Gorteko Ordezkaritzaren partaideak berritzen ditugu, eta, aldi berean, Zuzendaritzaren aldaketa egiten dugu. Esker on-onez ari naiz Mikel Badiola, orain arte Zuzendari izan denari buruz, baita Amelia Baldeón, Arabako presidentea, Bizkaiko Lorentzo Goikoetxea, Madrilen aritu den Iñigo López de Uralde, eta Mejikoko ordezkaritzari buruz ere. Luis Elicegui, Gipuzkoako presidente berria eta Batzorde berriak osatzen dituzuen Adiskide guztioi. Hiru urteko agintaldi berriari hasiera ematen diogu.

Denok, gizon eta emakume, Euskalerriaren Adiskideen Elkartea sortu zuten ilustratu haien espirituaren kimu berriak gara. Urte asko daramatzagu bizkar-zorroan. Bide ez hain errazak ere egin ditugu elkarrekin, batzuetan geure arteko ikuspegi desberdinekin, logikoa den bezala. Pentsatzaileak gara, libre nahi dugun mundu batean, denok desberdinak. Gure barrutik inguruari eskaini dezakeguna emateko konpromisoarekin. Areto honetantxe entzun izan ditut, eta gozatu, sarrera-hitzaldi gogoangarriak, eta, nola ez, aurreko Zuzendarien hitzaldi bikain-zoragarriak. Egi-egitan, hitz sakonak, ilusioz beteak eta jakinduri handiz jantziak. Inoiz ere ez nuen pentsatuko, neu ere egoera horretan bertan, aurkituko nintzenik. Saiatuko naiz lau hitzetan nire ikuspuntua azaltzen.

Hoy, aquí en nuestra sede de Intsausti, ratificamos las nuevas juntas de las Comisiones y de la Delegación en Corte y al mismo tiempo realizamos la trasmisión de la Dirección. Agradeciendo a su vez la digna tarea realizada por los Amigos salientes. Me refiero con especial agradecimiento a Mikel Badiola, nuestro Director saliente. Y felicito a los que os incorporáis o proseguís como Amelia Baldeón, Presidenta en Alava, a Lorenzo Goikoetxea en Bizkaia, e Iñigo López de Uralde en Madrid o a la representación en Mejico. A Luis Elicegui nuevo Presidente de Gipuzkoa y a todos los Amigos que conformáis las nuevas Juntas. Comenzamos un nuevo mandato trianual.

Todos y todas somos los nuevos brotes del espíritu de aquellos Ilustrados que fundaron la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País. Os felicito y animo a que perseveréis en este empeño de mejorar Euskal Herria. Llevamos muchos años en la mochila, hemos recorrido juntos, caminos a veces difíciles, lógicamente también con diferencias. Procurando siempre comprometernos con lo mejor de nosotros mismos. En este Salón, he podido disfrutar de brillantes lecciones de ingreso y ¡cómo no! de varios discursos de anteriores Directores. De verdad, palabras profundas, llenas de ilusión y eruditas. Nunca pensé que pudiera vivir la misma situación. Intentaré plasmar en cuatro líneas algunas anotaciones sobre la tarea que hoy iniciamos.

Entré en contacto con la Bascongada el año de 1976 de la mano de Juan Ignacio de Uría, él recién nombrado Alcalde de Azkoitia y joven Caballerito de 46 años y yo un estudiante inquieto de 14 años. Juan Ignacio junto con otros Amigos como Javier Bello Portu, me introdujeron en el ambiente de la Bascongada y he podido vivir sus valores. Por eso he tenido desde muy joven el enorme privilegio de tratar con mucha gente que ha trazado las grandes coordenadas culturales de este País, en todos sus campos.

Puedo decir que he conocido la Bascongada desde aquellos años en que volvimos a soñar, tras los oscuros años de la dictadura.

Pasado el tiempo, en 2013 asumí la responsabilidad de presidir la Comisión de Gipuzkoa. Todo debido a que personas importantes ya en mi vida, como Julián Serrano y Harbil Etxaniz confiaron en que podía asumir esta tarea con ellos, abordando también las celebraciones del 250 aniversario. Han sido años de gran aprendizaje, con compañeros de viaje excepcionales, maestros excepcionales. Hoy recuerdo especialmente a los que no están con nosotros y nos dieron tan sabios consejos: Juan Ignacio Uría, Vicente Zaragüeta o Imanol Olaizola. Además en relación a todos ellos he sido el benjamín, y como dicen los más jóvenes, hemos sido una piña. Todo ello, hizo que tuviera espacio para crear y aportar, manteniendo una tensión exigente. Hoy me toca otra cosa, tal vez sea demasiado atrevido e insensato, y paso a ser el Director de todos, ¿Podré?, espero vuestro acompañamiento, procuraré ser un Amigo fiel.

Recojo este testigo de la historia de la mano de Mikel Badiola, para ser un eslabón en esta cadena que une un glorioso pasado a un presente que evoluciona a una velocidad exponencial. Para afrontar este futuro que se nos avecina con grandes incertidumbres, deberemos utilizar la razón, pero sobretodo como dice Antonio Oteiza, nuestro nuevo Amigo de Honor, debemos de servirnos de la intuición. La Dirección es una alta responsabilidad y un gran honor, en base a ese trabajo diverso y diferente, adaptado a las realidades de cada territorio. Quisiera estar cerca de todos vosotros y recibir los consejos necesarios para que este gran barco, siga su singladura, con la misma destreza con la que hace 500 años daba la vuelta al mundo, un paisano nuestro como Juan Sebastián Elcano. Quisiera que los nombres de todas las mujeres y hombres de todas las épocas de la Bascongada sigan estando orgullosos de los Caballeritos del siglo XXI. Nosotros recordaremos las hazañas de nuestros mayores, desde Ignacio de Loiola al bardo Iparragirre buscando siempre aquello del "bienestar bascongado", permanente y soñado por nuestro conde fundador Peñaflorida, en una actitud, entre rebelde y reflexiva.

Tenemos cuestiones pendientes. Casi todas explicadas con detalle por nuestro Director Mikel Badiola: desde la adecuación estatutaria, siempre tan presente, y que se nos vuelve difícil, al intentar mantener nuestro carácter histórico, hasta otras adecuaciones legales que van surgiendo.

Ahora nuevamente tenemos que reforzar nuestra relación interinstitucional, para afrontar mejor el futuro compartido y solidario. Estrechar lazos tanto con las administraciones públicas, comenzando desde las más próximas, como con otro tipo de instituciones culturales, académicas y sociales. Las escuelas y Universidades, abriendo las puertas de Intsausti a los estudiantes, para que conozcan mejor una de las "vanguardias culturales de este País". Seguiremos afianzando relaciones con las asociaciones e institutos nacidos a nuestro amparo, manteniendo a su vez una comunicación eficaz con las instituciones históricas de Euskal Herria como Eusko Ikaskuntza, Euskaltzaindia, Aranzadi y otras más; de idéntica forma con las de Iparralde y con la Diáspora vasca, que en los últimos años encuentra en esta casa el germen de muchas de sus euskal-etxeas; y fuera de Euskadi proseguiremos, especialmente a través de la Delegación en Corte, en las relaciones con las Sociedades surgidas a inspiración de nuestra Sociedad. Mantener, como diría el Amigo Txillida, y lo digo delante de un Oteiza, "mantener las raíces bien asentadas en la tierra y las ramas abrazando al universo", ese es nuestro carácter.

Horrela eginez, etorkizuna sortzen ariko gara. Hori da geure gain hartu dugun erantzukizuna, eta gauzatu behar duguna. Kontuan izan behar dugu Baskongada sortu zenean 1764an, ilustrazio garaian, eta 1899an birsortu zenean, "Euskal Pizkundea" izeneko giroan, ez zegoela gaur egun dagoenaren antzeko sare instituzional eta sozialik. Alde horretatik, urte asko dira jadanik Baskongadak bere helburuak beste erakunde eta eragile batzuekin konpartitzen dituela.

Así estaremos haciendo el futuro. Esa es la responsabilidad que asumimos y debemos ejecutar. Hay que tener en cuenta que cuando se fundó la Bascongada en 1764 o se refundó en 1899, en aquellos ambientes ilustrados o los románticos de la llamada "Euskal Pizkundea" no existía un entramado institucional y social como el que existe en la actualidad. En este sentido, la Bascongada hace ya muchos años que comparte fines con otras instituciones y agentes.

El papel protagonista de aquellas épocas originales de nuestra Sociedad debe ser compartido. Una de las reflexiones más importantes al respecto tiene que ver con precisar la función a tener ahora. Se trataría, pues, de ver cuáles son los espacios que hay que cultivar, para estar presentes y seguir siendo reconocidos en nuestros valores por la sociedad y ser una marca cualificada de País, perteneciente al acervo histórico cultural de toda Euskadi.

Nosotros sí podremos aportar el estudio de nuestros eruditos y expertos para encauzar algunos campos. Por supuesto haciéndonos en todo momento una autocrítica para mejorar nuestro empeño. Así podremos pulir, como dicen nuestros Estatutos, las costumbres e incidir en nuestras gentes.

Por lo dicho, la reflexión sobre la misión actual de la Bascongada no debería ser muy diferente de la misión con la que se creó. En todo caso puede resultar interesante readecuarla y actualizar el lenguaje con la que ésta se expresa.

A partir de una definición de esa naturaleza, la visión para la Bascongada sí merece un mayor espacio para la reflexión. Partiendo desde la propia esencia de la estructura de la Bascongada, una reflexión iniciada desde las comisiones y delegaciones y finalmente compartiendo los puntos comunes y la visión estratégica superior.

En estos momentos todas las comisiones y delegaciones estamos inmersos en este trabajo. Como nuevo Director os animo a que perseveréis en este empeño.

La nueva Ilustración, la ilustración que se impone en los tiempos actuales exige la reflexión y el pensamiento y todo ello alentado con los principios que siempre distinguieron a La Bascongada: libertad, honradez, solidaridad, amistad y los derechos humanos. Todo junto al compromiso de una Euskadi mejor, la sociedad a la que servimos con nuestro conocimiento y trabajo.

La Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País ha tenido una brillante trayectoria y un destacado protagonismo en la cultura vasca. Hace ahora 25 años en virtud a lo dispuesto en el artículo 22 de la Ley 3/1988, de 12 de febrero, el Gobierno Vasco dispuso su declaración de Utilidad Pública.

Tenemos pues una bien ganada legitimidad en la consecución de los fines que perseguimos, quiero citar el prestigio que alcanzan nuestras actividades, el Boletín, la Revista en euskera EGAN, que ha cumplido 70 años, nuestra Web... Sin embargo la falta de cierto poder decisorio en lo tocante al papel consultivo, no nos debe impedir ejercer una función de reflexión y visión, en relación a los temas que atañen a nuestra sociedad, por el medio en el que la Bascongada está inserta.

De este modo y en coherencia, seguiremos persiguiendo y perseverando el mismo fin fundacional: "Procurar todas las ventajas imaginables al Pais Bascongado,- ese es nuestro instituto-, pero que no sólo debemos profesarle especulativamente, sino con la práctica y el ejemplo".

Amaitzeko, ozen eta argi eta garbi esan dezakegu gure Baskongadak jakintzaren eta ezagutzaren maila goreneko pertsona ugari dituela, eremu eta arlo desberdinetan. Horregatik, ikertzaileak, sortzaileak, profesionalak eta "lanerako gogoa duen jendea" gonbidatzen, saritzen eta eskertzen jarraituko dugu.

Para terminar podemos decir alto y claro que la Bascongada cuenta con un enorme elenco de personalidades del saber y conocimiento en los diferentes ámbitos. Por ello seguiremos invitando, premiando y reconociendo a los investigadores, creadores, profesionales y "gentes con ganas de trabajar" a que nos acompañen en esta aventura iniciada hace más de 250 años. Como Antonio Oteiza...

logo-ikurra2

DIRECCION DE LA REAL SOCIEDAD BASCONGADA DE LOS AMIGOS DEL PAÍS

Palacio – Intsausti
Aptdo. 105 – 20720 AZKOITIA
Tel. 943 285 577
E-mail: intsausti.rsbap@gmail.com

We use cookies to improve our website and your experience when using it. Cookies used for the essential operation of the site have already been set. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our Privacy Policy.

I accept cookies from this site